Logo
Imprimir esta página

¿Hidratación verdadera o falsa?

¿Hidratación verdadera o falsa?

Seguro que habéis observado que muchos de los cosméticos hidratantes realmente no hidratan, que al principio dejan la piel muy suave y sedosa pero al rato esta sensación desaparece y la piel se queda igual o aún más seca que antes de aplicar el producto.

¿Qué productos realmente hidratan la piel y porque la mayoría no lo hace aunque se venden como hidratantes?

¿Habéis comparado los efectos de los cosméticos totalmente naturales con los convencionales?

¿Os habéis fijado en los ingredientes de cosméticos convencionales y naturales?

¿A que son totalmente diferentes?

Los cosméticos naturales aportan muchos beneficios a la piel y no tienen nada que ver con los convencionales, tienen mucho que ofrecer a la piel,  pero hoy vamos a hablar de dos cosas más importantes para la piel, cosas que solo puede aportar cosmética natural.

¿Qué es??

HIDRATACION y NUTRICION  de la piel son dos condiciones más importantes para mantenerla  sana y bella. Los ACEITES VEGETALES son los únicos que hidratan la piel en profundidad, es decir de verdad. Solo productos 100% naturales tienen la posibilidad de entrar en las capas más profundas de la piel (epidermis)  y así aportarle nutrición e hidratación duradera.

 Los aceites vegetales contienen ácidos grasos, que impiden la deshidratación de la epidermis y vitaminas, que  por su acción nutritiva preservan la elasticidad y juventud de su piel.

Nutrir la piel es aportarle sustancias que permiten que la piel se  regenere. Los aceites naturales tienen  por objetivo devolverle a la piel los elementos nutritivos y por lo mismo regenerarla, tienen un papel importante a nivel cutáneo y en la lucha anti-envejecimiento. Poseen una acción estimulante, aumentan el contenido en proteínas y fibras de colágeno, mejoran la elasticidad de la piel y ayudan a reducir las arrugas, inhiben  la acción de los radicales libres y luchan contra el envejecimiento de los tejidos.

 Los compuestos químicos más existentes en las cremas convencionales, que normalmente son derivados del petróleo, como mineral oil, parafinum liquidum, etc… son sustancias grasas que se concentran en la capa externa de la piel dando la sensación de suavidad e hidratación, pero no hidratan la piel de verdad porque no tienen capacidad de entrar  en sus capas más profundas.  Se acumulan encima de la capa externa de la piel (dermis)  tapando los poros y prohibiendo la respiración de la piel, que es exigencia básica para mantenerla sana. Lo que vemos y notamos aplicando estos tipos de productos son solo apariencias. Si hablamos de nutrición, los derivados del petróleo no contienen ningunos elementos nutritivos y no pueden aportar absolutamente nada  a la piel.

Eso quiere decir que la cosmética convencional es cosmética de apariencias, las cremas hidratantes convencionales dan la sensación de suavidad e hidratación, pero es un engaño. Vaselina, parafina, aceite mineral no tienen capacidad de penetrar la piel, por lo tanto no la hidratan; por eso el tacto agradable de la piel se nota solamente justo después de aplicar el producto y en poco tiempo desparece. Por eso estos ingredientes están prohibidos en la cosmética natural.

Únicamente cosméticos 100% naturales tienen capacidad de nutrir e hidratar la piel sin tapar los poros, de regenerarla, mantenerla bella, luminosa y sana.

¡APUESTA POR HIDRATACION Y  NUTRICION VERDADERA!!!

        

Modificado por última vez enMiércoles, 26 Marzo 2014 09:23
©2014 Iwonatura Todos los derechos reservados